Regresar a blog

Contrato de Prestación de Servicios

¿Qué es un contrato de prestación de servicios?

Es un documento de carácter civil, mediante el cual una persona o empresa suscribe un acuerdo con respecto a otra persona que va a realizar una actividad en específico. Si el contrato es de prestación de servicios recogerá las condiciones en las que un profesional independiente, de cualquier área, se compromete a realizar una serie de servicios para su cliente a cambio de una remuneración.

Las principales características de un contrato de prestación de servicios son las siguientes:
  • No existe subordinación ni dependencia
  • Se pacta libremente la remuneración
  • Los servicios se prestan de forma personal
  • No exonera a las partes de las obligaciones fiscales
  • Es un contrato de tipo civil, no laboral

No es considerado un contrato de ámbito laboral al no haber relación directa entre empleador y trabajador, por ello, no cuenta con período de prueba y no genera para el contratante la obligación de pagar prestaciones sociales.

Un contrato de prestación de servicios debe reunir los requisitos anteriores y, además, especificar los siguientes elementos:
  • Identificación de las partes: los datos de las partes implicadas y a qué se dedican, así como los datos de la persona o personas que firman el acuerdo en representación de la empresa.
  • Descripción del servicio: cuál es, en qué consiste y su propósito final.
  • Duración: fecha de inicio y de fin, si la tuviera. Si se trata de la prestación de un servicio de manera indefinida, es conveniente reflejar las causas y plazos para extinguir el contrato.
  • Remuneración: es aconsejable concretar el importe que se abonará por el servicio y sus condiciones de pago, forma de pago, si el monto incluye impuestos,  plazos de pago etc.
  • Condiciones: también para evitar posteriores conflictos, no está de más recoger por escrito las obligaciones que deben cumplir ambas partes en casos concretos y en algunos supuestos (como demoras en la entrega, especificaciones en la entrega de proyectos, etcétera).
  • Incumplimiento: deben acordarse las consecuencias que conlleva incumplir las cláusulas establecidas en el contrato.
  • Jurisdicción y competencia: en caso de una controversia por algunas de las partes es importante señalar el lugar donde se solucionarán los conflictos legales.
  • Firmas: muy importante, si el documento no incorpora las correspondientes firmas carece de toda validez ya que no hay prueba de consentimiento de las partes.

Solicita una demo ahora

Prueba Trato y transforma la gestión de tus contratos en un proceso eficiente.