Regresar a blog

Elementos esenciales de un contrato

El contrato es identificado como la principal fuente de las obligaciones en el marco del derecho. Este se define de forma concreta y general como el acuerdo de dos o más voluntades para producir o transmitir derechos y/o obligaciones.

En este sentido, este ha sido considerado como la principal fuente de las obligaciones toda vez que, es el acto jurídico o de derecho más común al que todo individuo acudimos para pactar voluntades.

Asimismo, este se caracteriza por la manifestación de aquella voluntad que se hace manifestar, ya sea de manera tacita o expresa, la cual tiene por objeto la creación de un vínculo jurídico con terceros, el cual tiene apoyo y respaldo en la aplicación de las normas jurídicas.

Ahora bien, para que este acuerdo de voluntades pueda ser válido y logre existir debe reunir elementos esenciales, mismos que se clasifican como elementos de validez y de existencia, los cuales se encuentran fundados en el código civil federal.

¿Cuales son los elementos esenciales de un contrato?

Por consiguiente, y como ya se ha estado señalando anteriormente debe existir la voluntad de las partes, es decir, el consentimiento, el cual puede ser manifestado de manera expresa, es decir, cuando se manifiesta verbalmente, por escrito, por medios electrónicos u ópticos o por cualquier otra tecnología, o por signos inequívocos, y se puede dar de manera tácita, la cual resultará de hechos o de actos que lo presupongan o que autoricen a presumirlo.

Otro elemento es el hecho de que debe existir un objeto, es decir, el fin común de las partes para llevar a cabo el contrato el cual será el propósito del mismo. Estos dos elementos los identificamos como de existencia, los cuales se encuentran en el artículo 1794 del código en cita.

Ahora bien, contamos con otra serie de elementos que son los elementos de validez, aquellos que dan la certeza jurídica a las partes los cuales los poden fundamentar en el artículo 1795 del código civil federal. 

Iniciaremos por la capacidad legal de las partes, es decir, aquellas que son hábiles o aptas para celebrar contratos, y todas las personas que no están exceptuadas por la ley. Además, debe estar la ausencia de vicios en el consentimiento de las partes, esto es que el consentimiento no se considerara válido si ha sido dado por error, a través de violencia o que exista el dolo. Entendiendo por error, la falsa apreciación de hecho o de derecho, la violencia, siendo el uso de fuerza o presión sobre alguna de las partes, y el dolo es la mala fe.

Asimismo, debe ser el fin, objeto o motivo del contrato, licito, es decir que no esté prohibido por la ley. En consecuencia, los elementos de contrato, dan la validez y existencia jurídica, a través de los requisitos necesarios para poder ser validos y que existan como tal, no obstante, si la ley nos señala algún otro precepto, denominada disposición en contrario, se acatara lo que la norma nos señala.

Finalmente cabe hacer mención que además de los elementos del contrato señalados anteriormente, existe muchas veces la solemnidad, si así lo requiere la ley, o las partes lo pactan, ya que la naturaleza del contrato al ser acuerdo de partes, podrán pactar lo que convenga a interés de parte siempre y cuando no contravenga disposiciones legales ni as buenas costumbres, sea licito y sobre todo sea posible.

Por lo tanto, los elementos del contrato, señalan el protocolo por decirlo así que las partes deben seguir para su perfeccionamiento, aunque, este se perfecciona al momento de su puro consentimiento.

Solicita una demo ahora

Prueba Trato y transforma la gestión de tus contratos en un proceso eficiente.

Trato

Trato es un software basado en blockchain en la nube que simplifica los contratos para que las empresas tengan un mejor control y trazabilidad.

Compañia
Productos
Soporte
  • Dudas del producto
  • Preguntas frecuentes