Regresar a blog

Qué son los contratos inteligentes / Smart Contracts

¿Qué son los Contratos Inteligentes o Smart Contracts?

El concepto de Smart Contract  surge en 1994 por el especialista  Nick Szabo, quien decide utilizar el lenguaje de programación como un medio para automatizar el cumplimiento de determinadas consecuencias bajo diversos escenarios, haciendo uso de Árboles de Merkle y replicación de tolerancia a fallos bizantinos, se consideraba que existía un contrato debido a que había una parte que aceptaba las condiciones de otra parte (código), las cuales se daban de forma automática derivado de la programación realizada, a lo cual se le denominó “Smart”.

La mejor manera de describir los Smart Contract o Contratos Inteligentes es comparar la tecnología con una máquina expendedora. Normalmente, irías a un abogado o a un notario, les pagarías y esperarías mientras consigues el documento. Con los contratos inteligentes, usted simplemente deja caer una moneda en la máquina expendedora (es decir, en el libro de contabilidad), y su depósito, licencia de conducir, o lo que sea que caiga en su cuenta. Además, los contratos inteligentes no sólo definen las reglas y las penalizaciones en torno a un acuerdo de la misma manera que un contrato tradicional, sino que también hacen cumplir automáticamente esas obligaciones. 

Es decir un contrato inteligente es un protocolo informático cuya finalidad es facilitar, verificar o hacer cumplir digitalmente la negociación o el cumplimiento de un contrato a través de código. Por su naturaleza los contratos inteligentes permiten la realización de transacciones creíbles sin la intervención de terceros.

Características de los contratos inteligentes

Un contrato inteligente se caracteriza por ser auto-ejecutable, esto quiere decir que una vez que se ejecuta no se puede detener,  también tienen la característica de la inmutabilidad esto quiere decir que no puede ser modificado, borrado o censurado.

La eliminación de intermediarios para que se lleve a cabo la función del Smart Contract es similar a que estos programas parecieran contratos “de adhesión” (aquellos que son elaborados por una sola parte y una vez aceptados por la otra parte, no admiten modificación o aceptaciones parciales de sus condiciones, es decir, la parte que lo acepta, se adhiere a su integridad, sin participar en su elaboración) ejemplo los contratos de adhesión que firmamos cuando aperturamos una cuenta en algún banco, en el caso del Smart Contract  estos se ejecutan automáticamente cuando se cumplen las variables establecidas a través de la programación, respecto a determinada operación es un similar. Es una instrucción de programación que genera  consecuencias si se dan la combinación de variables establecidas previamente a través de la programación correspondiente atendiendo si a las condiciones establecidas en el código.

Actualmente encontramos la sub-definición de un contrato inteligente cuando un contrato legal migra a un lenguaje de programación  se les denomina Contratos ricardianos:

“Un contrato digital que define los términos y condiciones de una interacción, entre dos o más partes, que está firmado y verificado criptográficamente. Es importante destacar que es legible tanto para los humanos como para las máquinas.”

Koteshov, D. 
Ventajas del uso de los Contratos Inteligentes o Smart Contracts
  • Autonomía: Usted es el que hace el acuerdo; no hay necesidad de depender de un corredor, abogado u otros intermediarios para confirmarlo. (Se elimina el peligro de manipulación por parte de un tercero)
  • Confianza: Sus documentos están encriptados en un libro de contabilidad compartido. 
  • Respaldo: Tus documentos están duplicados muchas veces.
  • Seguridad: La criptografía, la encriptación de sitios web, mantiene sus documentos seguros. 
  • Velocidad: Los contratos inteligentes utilizan el código de software para automatizar las tareas, lo que reduce las horas de una serie de procesos de negocio.
  • Ahorro: Los contratos inteligentes le ahorran dinero ya que eliminan la presencia de un intermediario. Por ejemplo, tendría que pagar a un notario para que presencie su transacción.
  • Precisión: Los contratos automatizados no sólo son más rápidos y baratos, sino que también evitan los errores que se producen al rellenar manualmente montones de formularios.

Solicita una demo ahora

Prueba Trato y transforma la gestión de tus contratos en un proceso eficiente.