Regresar a blog

Normas Jurídicas sus características y su correlación con los contratos electrónicos

Las normas jurídicas son reglas o preceptos establecidos por una institución legal que buscan mantener el orden de un país o región. Tienen como función mostrarles a las personas cuáles son sus deberes y derechos dentro del Estado; es decir, estas normas han sido creadas con el propósito de que los habitantes cumplan con sus valores y respeten a los otros integrantes de la nación. 

Las normas jurídicas pueden aprenderse desde la infancia. Por ejemplo: desde pequeños se nos enseña a no robar, pues al hacerlo se le quita a una persona algún objeto que le pertenece por derecho. Además, ese acto causa el desorden social y promueve la desconfianza entre los miembros de la comunidad. Para evitar el caos y la injusticia, las autoridades recurren a castigar a los sujetos que quebrantaron las normas. Estos castigos varían dependiendo del crimen cometido, entre ellos se encuentran el pago de una multa, realizar servicio comunitario o la sentencia a prisión. 

Entre las características de las normas jurídicas más notables encontramos que son coercitivas, gozan de exterioridad, son heterónomas y bilaterales, definen el deber ser de la conducta humana o, en conjunto, conforman un sistema jurídico. Es conveniente decir que estas reglas suelen ser diferentes en los distintos países; un caso especial es Estados Unidos, donde cada estado cuenta con sus propios deberes, derechos y sanciones. No obstante, más allá de las diferencias que existan entre una nación y otra, las normas jurídicas se caracterizan por ser: 

Son obligatorias 

Para que las normas jurídicas se cumplan no es necesario que las personas las acepten, ya que su validez es otorgada por las instituciones del gobierno. Es decir, el derecho y el deber se les imponen a las personas desde afuera y –quieran o no– tienen que obedecer las órdenes. 

Son independientes de las razones humanas

La finalidad de estas normas es ordenar la conducta de las personas para que sus acciones no afecten la seguridad colectiva. Por esta razón, las reglas jurídicas juzgan a las personas por sus comportamientos incorrectos y no suelen aprobar las razones que tuvieron para ejecutar un acto injusto o ilegal. 

Gozan de exterioridad

Las normas jurídicas regulan las acciones que se manifiestan exteriormente en los individuos, y no las que se producen en su interior. Por ejemplo, si una persona siente deseos de matar a otra persona, el Derecho hace caso omiso a ese sentimiento interno.

Son heterónomas y bilaterales

Se considera que las normas jurídicas son heterónomas –y no autónomas- porque su formulación e imposición provienen de un ente distinto y externo a los sujetos destinatarios de las normas.

Son determinantes

Las normas jurídicas tienen un contenido fijo claramente reconocible en el texto. Sin embargo, al momento de presentarse una ambigüedad al momento de su aplicación, se recurre a la figura del juez para la interpretación de su contenido en el caso particular, lo cual queda establecido mediante una sentencia.

Carácter dual

Las reglas jurídicas comprenden dos aspectos: uno activo y otro pasivo. La persona o institución activa es aquella que tiene el poder de pedirle a los integrantes de la sociedad que cumplan con sus responsabilidades. En cambio, el sujeto pasivo es quien debe someterse a las obligaciones descritas en las normas.

En conjunto, conforman un sistema jurídico

Las normas jurídicas de un Estado no están desligadas entre sí, sino que todas ellas, en conjunto, conforman un sistema jurídico ordenado e interrelacionado que rige los distintos aspectos de la vida de una sociedad. 

En México, la validez de un contrato digital se encuentra soportada por fundamentos legales desde hace más de 10 años.

El artículo 1803 del Código Civil expresa que todo contrato es válido si hay un acuerdo documentado en papel, de manera verbal, o por un medio electrónico. Y en el art. 89 del Código de Comercio se acredita que toda información en contratos electrónicos (actos de comercio) no puede ser rechazada jurídicamente por estar contenida en mensajes o medios electrónicos. Por otra parte, la “Ley de Firma Electrónica” declara que “el conjunto de datos y caracteres que permite la identificación del firmante, que ha sido creada por medios electrónicos bajo su exclusivo control, de manera que está vinculada únicamente al mismo y a los datos a los que se refiere, lo que permite que sea detectable cualquier modificación ulterior de éstos, la cual produce los mismos efectos jurídicos que la firma autógrafa.”

Es decir, la firma electrónica tendrá la misma validez que la firma autógrafa (en papel) a medida que se logra acreditar el vínculo entre el firmante y la firma (artículo 1834 Bis Código Civil Federal). Esto llega a ser posible mediante la implementación de tecnología que reconoce la trazabilidad de la escritura gracias a softwares especializados.

Sin embargo, existen ciertos requisitos que debe cumplir un contrato digital para poder ser legítimo. A continuación, describiremos las características que deben integrar este tipo de acuerdos y los beneficios que han logrado generar, así tendrás un mayor conocimiento sobre el tema. 

Dentro de un contrato digital, el elemento más importante es el “mensaje de datos”. El cual se denomina como toda aquella información rastreable que puede ser generada, enviada, recibida y almacenada en medios ópticos, electrónicos y cualquier otro tipo de tecnología. 

Para tener validez ante la ley, el convenio debe apegarse a las siguientes características:

  •  La información del mensaje se debe encontrar disponible para poder realizar alguna consulta posterior. 
  • Debe ser conservado o almacenado a través del tiempo.
  • Tiene que poseer una huella digital, que permita corroborar qué personas, en qué fecha y en qué lugar suscribieron dicho documento. Estos se suelen recolectar con servicios de softwares especializados. 
  • • Por último, tal como en un contrato físico debe existir una versión en original. Lo que, de forma electrónica, aplica garantizando que su contenido no ha sido alterado.

En México somos de los pocos países en el mundo que cuenta con una regulación específica para instituciones financieras tecnológicas. A través de la “Ley fintech” se regulan todas las obligaciones frente a autoridades y clientes que pueden llevar a cabo las mencionadas instituciones, asimismo contamos con marco regulatorio (Código de Comercio, etc.) que regula el comercio electrónico (mensajes de datos, firma electrónica, etc). Permitiendo que éstas celebren contratos digitales con absoluta validez.

Referencias

DaCosta, P. (2013). Importance of legal norms. Recuperado el 12 de mayo del 2020 de College of Law: collaw.edu.au 

Embaid, N. (2016). Characteristics of legal norms. Recuperado el 12 de mayo del 2020 de George State College of Law: law.gsu.edu

García, M. (s.f.). Norma jurídica: derecho civil. Recuperado el 12 de mayo del 2020 de Conceptos Jurídicos: conceptosjuridicos.com

Martínez, R. (2008). Formación social, moral y cívica. Recuperado el 12 de mayo del 2020 de Instituto Pedagógico de Caracas: ve.tiching.com 

Morales, A. (s.f,). Tipos de normas. Recuperado el 12 de mayo del 2020 de Toda Materia: todamateria.com 


Solicita una demo ahora

Prueba Trato y transforma la gestión de tus contratos en un proceso eficiente.